La falta de cobertura telefónica ha puesto en peligro a todo un pueblo de León