Los españoles atrapados en Wuhan por el coronavirus, a punto de volar rumbo a casa