Tres universidades españolas trabajan en un dispositivo para detectar el coronavirus en casa