Compartir vivencias con otras afectadas como terapia para superar las consecuencias psicológicas del cáncer de mama