La campaña 'cada lata cuenta' recorre las playas españolas para informar de lo útil que es reciclarlas