Miquel Iceta, primer ministro vacunado con Astrazeneca