El coronavirus se está debilitando y es más leve en España y en Italia: podría haber mutado y ser menos letal