Nos colamos en un laboratorio de pruebas PCR: las positivas se congelan, las negativas, se tiran