Está mala del estómago pero su jefe la obliga a ir a trabajar: "A las doce, aquí"