La policía custodia a un equipo de 'Cuatro al día' al que unos okupas han amenazado con palos