'Cuatro al día' destapa las pésimas e insalubres condiciones en las que viven los ancianos de una residencia en Madrid