Los perros de la Guardia Civil encuentran el presunto primer rastro de Blanca Fernández Ochoa