El padre de las niñas desaparecidas en Tenerife podría haber ido a Chile, Argentina o Uruguay