Unos okupas secan una sospechosa carne en su tendedero: podría ser de "gatos despellejados"