Los nuevos contagios de COVID-19 se elevan a los 730, la cifra más alta de la nueva normalidad