Los vecinos de Barcelona, atemorizados por los okupas: “No dejan entrar a mis hijos al portal”