La nueva sede de VOX está en Chamartín y cuesta 22.000 euros al mes