Los niños dibujan la violencia de género: “Ojalá mi padre deje de gritar”