“Hace que escuches tu alma”: así es el ritual del sapo bufo que practicaba Nacho Vidal