¿Dejará esta crisis un mundo más sostenible?