El momento más tenso de la exhumación: la complicada entrada del féretro al helicóptero