El mercado negro alrededor de la final de la Champions: 500 euros por dormir en una plaza de garaje