Joaquín Prat estalla ante la noticia de la nueva flota en el parque móvil del Gobierno: “Es una desvergüenza mayúscula, me resulta casi obsceno”