Al menos 13 personas han muerto como consecuencia de las inundaciones en el centro de China