María González y Alberto Chaves, la pareja que encontró la muerte en Sri Lanka, reconocida por sus tatuajes