Una ola de calor golpea al Mediterráneo Oriental con incendios en Grecia, Turquía y el sur de Italia