Estados Unidos aguarda expectante el veredicto por la muerte de George Floyd