Las fuentes y las piscinas, los oasis de los madrileños para combatir las altas temperaturas