Preocupación en La Palma por las fajanas: la más grande podría caer al vacío a un precipicio de unos mil metros