Sorpresa tras el anuncio del Gobierno británico: cuarentena obligatoria a todos los viajeros procedentes de España