Las mujeres dejan de ser invisibles en los videojuegos deportivos