La erupción de La Palma cumple 3 meses con signos, por fin, de agotamiento