Los vecinos de Chueca, entre el temor y la rabia tras la manifestación fascista en contra del colectivo LGTBI