Hay una tercera mujer: una novia del tatuador de Valdemoro sufrió sus amenazas de muerte