Las limitaciones que tiene el Gobierno en funciones: tan solo pueden tratar los asuntos ordinarios