El ayuntamiento de Barcelona cifra en dos millones de euros los daños ocasionados en la ciudad condal