El despligue policial no logra erradicar la violencia en Cataluña: 182 heridos y 64 detenidos