España, al frente del ‘índice de miseria’ de la Unión Europea: suben los precios y se congelan los salarios