Entramos en una peluquería adaptada para abrir el 4 de mayo: mamparas y toma de temperatura