La localidad salmantina de El Payo, en pie de guerra para conservar su servicio médico