Las duras consecuencias económicas por la crisis del coronavirus se asemejan a las de la posguerra: España no se recuperará hasta 2022