Los trabajadores que hayan cobrado el ERTE pagarán más de 1000 euros a Hacienda en la renta de 2021