Una camarera, agredida brutalmente por un cliente que se dio a la fuga