Bombardear el volcán de La Palma para redirigir la lava: ¿Posible solución o disparate?