Un grupo de ancianos, recibidos a pedradas en la Línea de la Concepción por “llevar el coronavirus”