Chiqui, la abuela que ha conocido a su nieta por la ventanilla del coche: “Fue un carrusel de emociones”