Garantizar la seguridad en cada fase del proceso: el sector lácteo apuesta por la calidad