El vídeo más conmovedor de la red: una perra entierra a su propio cachorro que nació muerto