Investigadores descubren señales de radio procedentes de otra galaxia y repetidas cada 16 días