Lo que no te contaron de… El búnker de Hitler: relaciones sexuales frenéticas y olor a excrementos